martes, 7 de mayo de 2013

primera evalucion:

La frecuencia cardíca.


Hace referencia a las veces en las que el corazón realiza el ciclo completo de llenado y vaciado de sus cámaras en un determinado tiempo. Normalmente se expresa en contracciones por minuto, debido a que cuando nos tomamos el pulso, lo que notamos es la contracción del corazón (sístole), es decir cuando expulsa la sangre hacia el resto del cuerpo. 


Podemos diferenciar tres tipos de frecuencias cardíacas: 
  • Frecuencia cardíaca basal o en reposo. Es aquella que se mide cuando el nivel de actividad es nulo. Se mide cuando estamos tumbados o recién despertados a una presión y temperatura normal.
  • Frecuencia cardíaca máxima. Aquella que, como su nombre 
  • indica, es la máxima frecuencia a la que puede mover sangre nuestro corazón.
  • Frecuencia cardíaca de entrenamiento. La que, expresada en porcentaje de esfuerzo respecto de la frecuencia cardíaca máxima, indica la frecuencia cardíaca a la que trabajamos al hacer ejercicio.


Hay varios factores que pueden afectar a nuestra frecuencia cardíaca, estos son los principales: 
  • Edad. 
A medida que la edad aumenta, se suele reducir regularmente la frecuencia cardíaca para ejercicios de igual intensidad a los que se hacían con menos edad. La frecuencia cardíaca máxima también disminuye según va avanzando la edad.
    • Condición física. 
    Para una misma intensidad de ejercicio, la frecuencia cardíaca de un deportista entrenado es menor que en un desentrenado y, además, la recuperación será más rápida.

    • Sexo.
    El tamaño del corazón es menor en la mujer por un menor tamaño de las estructuras corporales.  Al ser las cavidades cardíacas menores, el corazón de la mujer se ve obligado a trabajar más, aumentando así su frecuencia cardíaca para que su demanda de oxígeno necesaria, llegue a su destino. De ahí que las mujeres, en igualdad de condiciones, tengan frecuencias cardíacas siempre algo superiores que los hombres.


    Además de estos factores, hay otros que también afectan a nuestra frecuencia cardíaca, como es el caso de:

    • La posición del cuerpo. Estando en posición horizontal, la gravedad no afecta a la circulación de la sangre, por lo tanto el retorno venoso se ve favorecido y la frecuencia cardíaca disminuye.
    • Temperatura ambiente. En ambientes cálidos se eleva y los fríos la descienden.
    • La hora del día. Debido a la estimulación del sistema nervioso. 
    • Nuestra salud (patologías, estrés, sueño, fatiga...).
    • Consumisión  de tabaco, drogas, estimulantes, medicamentos. Existe una inhibición de la respuesta cardíaca cuando se utilizan beta-bloqueantes.  Por el contrario, el uso de estimulantes como cafeína eleva la FC.
    • Digestión de alimentos.
    • Ejercicio previo.

    Podemos tomarnos el pulso en diversos lugares:







    Pero dónde nos resultaría más fácil y además es la forma más común de hacerlo sería: 


    • En el cuello en la carótida. Las carótidas son arterias que van por los dos lados del cuello, por lo que con dos dedos el índice y el medio presionas ligeramente en uno de los lados del cuello hasta notar las pulsaciones.


    • En la muñeca o en la arterial radial.Con los dedos índice y medio o también con el pulgar presionas ligeramente en la muñeca casi en el inicio de la mano cerca del dedo pulgar hasta notar las pulsaciones. 






    Y por último,  calcular la frecuencia cardíaca máxima y la de cinco zonas de entrenamiento a partir de la primera. (Zona 1= 60/65%; zona 2= 65/75 %; zona 3= 75/82%; zona 4= 82/89% y zona 5= 89/94%).
    En las dos primeras podemos ver que la frecuencia cardíaca máxima no llega a ser aeróbica pero en la tercera va ancendiendo un poco mas mientras que en las dos ultimas si podemos ver que han llegado o incluso pasado la anaeróbica y se estará realizando bien el ejercicio.


    "En el deporte, no te ayuda el entrenador, te ayudas tú mismo superándote día a  día."


    "La gimnasia es para el cuerpo lo que la música para el alma".


    "Si estás en el área de penalti y no sabes qué hacer con el balón, mételo en la portería y luego ya debatiremos las opciones".



    "El jinete no puede dominar al caballo, si no se domina a sí mismo"...








    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada